Preguntas frecuentes sobre tratamientos de odontología

Respondemos a las dudas más habituales

Odontopediatría

¿A qué edad debo llevar a mi hijo al dentista?

La Sociedad Española de Odontopediatría, la academia Americana de Odontopediatría y la Academia Europea de Odontopediatría aconsejan la visita del paciente infantil al comienzo de la dentición temporal ( no más allá de los seis meses) ya que constituye la forma idónea de poder realizar una prevención eficaz de las enfermedades de caries, traumatismos y sus secuelas, control del crecimiento y erupción de los dientes y establecer los consejos adecuados sobre alimentación y control del uso del chupete/ biberón.

¿Es perjudicial el uso del chupete?

No es perjudicial, siempre que sea retirado entre los dos y tres años. El uso prolongado después de esta edad, puede provocar deformaciones en el arco dental.

Mi hijo tiene cinco años y se le mueve un diente, ¿es normal?

El recambio de la dentición temporal a la definitiva se produce habitualmente entre los seis y los ocho años aunque en algunos casos se adelanta o retrasa y esto, puede entrar dentro de lo normal. Igualmente, es conveniente que sea revisado por el odontopediatra.

¿Qué debo hacer ante un traumatismo?

En cualquier caso que se produzca un golpe en los dientes, es imprescindible asistir de forma urgente al odontopediatra. Toda lesión aunque aparentemente no haya producido daño, puede desencadenar secuelas en el futuro. El dentista se encargará de realizar la revisión y seguimiento del caso para minimizar las consecuencias del traumatismo.

¿Y si se trata de una avulsión dentaria?

Lo importante es conservar lo mejor posible el diente durante el tiempo en que se encuentran fuera de su lugar en la boca. La recogida y manipulación del diente nunca debe de hacerse por la zona de la raíz, el lavado se realizará con suero o leche intentando la recolocación del diente en el alveolo dentario y acudir de forma inmediata al odontopediatra.

Si ello no fuera posible o no nos sintiéramos capaces de hacerlo, el traslado de dicho diente debe de hacerse de forma urgente al odontopediatra, conservándolo en medio húmedo (suero, leche, e incluso, colocado en la propia boca bajo la lengua) nunca en seco (servilletas, pañuelos…). El especialista se encargará de implementar las medidas necesarias para reducir las consecuencias de dicho golpe. A partir de la primera hora desde que el diente está fuera de la boca el pronóstico empeora.

Mi hijo se ha roto un diente, ¿qué tengo que hacer?

Evitar el consumo de bebidas extremadamente frías, calientes y los alimentos duros y acudir al dentista cuanto antes, para que sea él el quien valore la importancia de la fractura.

Si quiere resolver alguna duda o hacernos llegar una pregunta, póngase en contacto con Clínica Caamaño. Estaremos encantados de atenderle.

Ortodoncia

¿Cual es la edad adecuada para tratar las maloclusiones?

Varía según el tipo de problema y su gravedad. Por lo tanto, es aconsejable consultar al ortodoncista tan pronto se descubra una anomalía. Se recomienda que, se detecte o no un problema, se lleve a los niños para revisión por el ortodoncista al menos a los seis años.

¿Qué tipos de aparatos se utilizan?

Varía según el tipo de problema y su gravedad. Por lo tanto, es aconsejable consultar al ortodoncista tan pronto se descubra una anomalía. Se recomienda que, se detecte o no un problema, se lleve a los niños para revisión por el ortodoncista al menos a los seis años.

  • Aparatos funcionales: Estos aparatos, al variar la función de los músculos de la cara y masticatorios, proporcionan un medio más favorable para los maxilares en desarrollo, optimizando su potencial de crecimiento. El uso de los aparatos funcionales requiere de una gran colaboración por parte del paciente, que deberá llevarlos todo el tiempo que se le indique.
  • Aparatos removibles: No se debe pensar en ellos como alternativa a los tratamientos fijos con bandas o brackets. Generalmente los usamos como medio de retención al finalizar un tratamiento con otro tipo de aparatología, o para eliminar algún hábito de forma precoz.
  • Aparatos fijos: Para conseguir resultados precisos, los aparatos fijos necesitan de una meticulosísima técnica, mediante la colocación precisa de bandas y brackets cementados sobre todas y cada una de las piezas dentarias, así como de una serie de sofisticados arcos para lograr los desplazamientos dentarios de acuerdo con el plan de tratamiento elaborado. Los brackets pueden ser metálicos o estéticos, que pasan más desapercibidos.
  • Aparatos invisibles: El tratamiento con “alineadores transparentes”, consiste en una serie de alineadores prácticamente invisibles y extraíbles que se cambian cada dos semanas por un nuevo juego de alineadores. Cada uno de ellos se fabrica específicamente para tus dientes. Conforme vayas cambiando de alineador tus dientes se irán moviendo, poco a poco, semanas tras semana, hasta que estén alineados y en la posición final prescrita por el ortodoncista.

¿Qué es la retención?

Una vez quitados los aparatos fijos, termina el tratamiento activo. Pero queda otro paso importante llamado Retención. Los retenedores están diseñados para tratar de mantener los dientes en su posición correcta minimizando al máximo la tendencia a la recidiva y al movimiento que experimentan. El ortodoncista decidirá cuánto tiempo hay que llevarlos, así como el tipo de retenedor más adecuado para cada caso.

¿Provocan caries los aparatos?

Los aparatos de ortodoncia no causan caries; al contrario, algunos como los fijos protegen la parte cubierta del diente mediante el cemento que actúa como sellado. Los aparatos, en cambio, sí que pueden facilitar que los restos alimentarios queden atrapados y se forme la placa bacteriana. Si se dejan placa y restos de alimentos acumulados en los dientes y alrededor de los aparatos, se puede provocar la hinchazón de las encías, mal aliento, marcas en los dientes permanentes y caries.

¿Siendo adulto puedo llevar a cabo un tratamiento de ortodoncia?

Aunque se insiste en la importancia del tratamiento precoz o adolescente, cada vez se tratan con éxito más irregularidades de adultos. Los tratamientos en pacientes adultos se suelen llevar a cabo también en colaboración con el odontólogo general y otros odontólogos especialistas. No existe razón alguna para que una persona adulta renuncie a plantearse la posibilidad de un tratamiento de ortodoncia en esta época de técnicas avanzadas y con un entorno social que está dando gran importancia a la presencia personal. Sin embargo, hay que ser consciente de que los tratamientos de ortodoncia tienen limitaciones de las que hay que ser conscientes y que deberán ser identificadas y compensadas de la manera más efectiva.

¿Qué es la cirugía ortognática?

Es la cirugía de los huesos maxilares cuyo objetivo es la corrección de las maloclusiones esqueléticas en pacientes adultos. En casos de deformidad extrema, resulta necesario combinar la ortodoncia con la cirugía. El ortodoncista recomendará entonces a un cirujano maxilofacial para, conjuntamente, elaborar el plan de tratamiento que proceda.

¿Cuánto cuesta un tratamiento de ortodoncia?

El coste del tratamiento está influido por muchos factores que incluyen la duración y complejidad del tratamiento o el tipo de aparatos empleados para resolverlo. El presupuesto se elabora después de realizar el estudio, de forma individualizada a cada caso. Financiamos todos los tratamientos sin intereses, en cuotas mensuales y por tanto, el aspecto económico del tratamiento se planifica de forma que resulte asequible a todos.

¿Qué beneficios aporta un tratamiento de ortodoncia?

La ortodoncia establece el equilibrio morfológico y funcional de la boca y de la cara, lo cual mejora la estética facial y de la sonrisa, repercutiendo positivamente en el aspecto psicosocial de la persona.

Contacta con Clínica Caamaño

Si quieres solicitar una cita para alguno de nuestros tratamientos, ponte en contacto con nosotros y te atenderemos de manera personalizada.